Conociendo de la EASD con una buena racion de cascaruja.

 en Curioseando con el Sacarino

Vuelvo como todos los meses con la sección mensual de curiosidades (y este mes con el increíble evento EASD). Una de las secciones que más estoy disfrutando ya que me rompo bien el tarro buscando cosas con las que sorprenderte (y eso me encanta).

Este va a ser un mes de utilidades y de casos interesantes que vivo gracias a este buen rollo que tengo con vosotros (tanto los que me leéis por el blog como los que estáis al tanto de mis redes sociales).

Sin más dilación, comencemos.

 

1. Regalando una de frutos secos.

¿A quién no le gusta una buena cascaruja? Si no conocéis este término tan murciano, os ilustro. Se refiere a ese combinado clásico de chigre rancio donde se acompañan 20 kilos de cacahuetes y kikos con un par de almendras y nueces.

Terminología aparte, los frutos secos son muy agradecidos con la diabetes: pocos hidratos, índice glucémico por los suelos, grasas buenas y un sabor de los que engancha y no te deja parar de comer y comer. Por tanto y para darles un homenaje por majos, aquí os traigo una infografía con las cantidades por 100 gr de cada uno de ellos (si alguno me dejo, pónmelo en comentarios).

Un par de puntualizaciones: Los kikos, garbanzos tostados (¿alguien es capaz de tragárselos?), aritos y demás porquerías que acompañan en los bares a nuestros amigos no entran en esta categoría. Y los valores que os presento son para sus versiones sin cáscara (salvo dos excepciones), y al natural (es decir, sin almidones o porquerías que en ocasiones les meten para potenciarles el sabor).

Dentro infografía.

EASD

 

2. Cuando alguien se toma la vida en serio.

En ocasiones esto de tener una comunidad tan maja se agradece. Y más si son ellos con sus casos los que te hacen aprender más sobre este mundo. Hace unas semanas, me escribió una chica de Instagram (vamos a llamarla Claudia que me chifla este nombre), y me expuso el siguiente caso:

Empecé con la mosca en la oreja después de mi segundo embarazo. En ella y tras hacerme el Test de O´Sullivan me dio una cifra en torno a los 140 mg/dl. La cosa quedó ahí. Fue en septiembre de este año cuando recogí mi última analítica y tuve una glucemia basal de 111 mg/dl. ¿Debería de preocuparme y empezar a tomar medidas?

Os cuento algo que ha salido a la palestra hace poco: la diabetes tipo 2 puede empezar a engendrarse hasta 20 años antes de que caiga la bomba.

Un estudio realizado en Japón entre el 2005 y el 2016 con un total de 27.000 adultos no diabéticos demostró que el aumento de la glucosa en sangre y el IMC, y la disminución a la sensibilidad de la insulina, se presentaron con años de antelación a un diagnostico de prediabetes. Y es que todas las personas con diabetes tipo 2 (DM2), pasan por esta fase previamente.

Fijaros que de estas 27.000 personas, casi 5000 desarrollaron prediabetes y más de 1000 una DM2. Sin duda para tenerlo en cuenta (y eso que Japón es de los países industrializados con una alimentación más saludable y el menor porcentaje de obesidad con solo un 3,5%).

EASP

Volviendo al caso clínico, durante unos cuantos días estuve charrando con Claudia y valorando si tenía o no que ir a su médico de cabecera a comentar su situación. ¿Exagerada o prudente? Ella por su parte me contó que iba a hacer algún que otro cambio en su alimentación e iba a empezar a darle caña al cardio.

Si acudimos a la Asociación Americana de Diabetes (ADA), esto nos cuenta la foto. Por lo que podéis observar, si ajustamos al máximo podríamos decir que Claudia hace bien en tener cierto mosqueo con el tema. Sin embargo, el resto de cifras sueltas a lo largo del día le daban valores normales. Como no soy quien para diagnosticar, le dije que no estaría mal que acudiera a su médico de cabecera y le comentara el tema (en ningún momento le dijeron que hubiera algún tipo de alteración o que tuviera que vigilarlo de alguna manera). Claudia por su parte, llega a la siguiente conclusión:

Llegados a este punto, comienzo una serie de cambios: incremento de la actividad física (en forma de cardio), alguna que otra modificación en la dieta y por consiguiente; una búsqueda de bajada de peso.

Me escribió hace unos días para contarme que en su ultimo control, tuvo una glicosilada de 5,8 y una glucemia basal de 90 mg/dl (más baja que en las últimas analíticas que había realizado).

Y señor Sacarino, ¿podemos sacar alguna paradoja del asunto?

Un rotundo si. Podemos observar que da igual que haya o no riesgo, el cambio en los estilos de vida nos beneficia a nosotros y a nuestro cuerpo. Y pasa con esto y con la tensión arterial y mil cosas más. Los valores límites se pueden reducir a valores excelentes. Y cuando hablamos de una patología que tarde o temprano le va a tocar pasar a la mayoría, mejor anticipar. No es lo mismo una DM2 a los 50 que a los 80 años. Por supuesto, estos datos no tienen ningún tipo de evidencia…solo os expongo este curioso caso.

Grandes aportes de mi excelente relación con la comunidad glicosilada Clic para tuitear

 

3. Novedades de nuestro héroe “Cyabetes”.

EASD

No se si os acordareis que hace unos meses hablé sobre una campaña que había nacido en Kickstarter. En ella, se estuvo buscando financiación para una tirada de cómics de unos superheroes muy especiales.

Con un total de 4 integrantes, se busca ante todo normalizar ciertas patologías/entidades: discapacidad física, autismo, ceguera y nuestra amiga la diabetes. Esta última la representa el señor “Cyabetes”: por el día un chico normal llamado Bobby y por la noche una especie de cyborg que es capaz de volar y manipular la electricidad a su antojo.

Durante la campaña, pagué para conseguir un cómic de nuestro amigo y hoy os traigo novedades. Por fin están terminados y estas son las caráturas definitivas:

EASD

Ahora solo les queda imprimirlo y enviarlo. Estoy deseando poder enseñároslo (con un poco de suerte, antes de que termine el año).

Si queréis leer más acerca de estos cómics, os dejo mi entrada por aquí.

 

4. Resumen del evento del año.

Como muchos sabréis, hace bien poquito se celebro el EASD 2018 de Berlín. Este evento de proporciones bíblicas, suele deparar muchas novedades y sorpresas (como que estamos ante el E3 de la diabetes en Europa). Y aunque hay gente muy top que acudió (como jediazucarado), y que darán una visión infinitamente mejor que la mía, voy a daros 3 pinceladas de lo más interesante que se contó durante el evento (mucho de lo que se ha contado lo tienes detallado por aquí):

  • Se presentó un estudio sobre la Semaglutide (medicamento que busca simular el efecto del GLP1, ¿os suena?), donde se comprobó un descenso de la HbA1c entre 1.4 y 1.6%. Este fármaco todavía no está comercializado en España. En otro de ellos  se constataba también un descenso de la HbA1c y una reducción de peso.
  • Se presentó el sonado FreeStyle 2 con una gran novedad: las necesarias alarmas de hiper/hipo/error.  Otra novedad de la que mucha gente no se percató, es que supuestamente; baja su MARD de 11,5 a 9,5 (para no volvernos locos de más, el MARD es una variable que mide la exactitud glucémica en las monitorizaciones de glucosa comparado con el sistema capilar, por tanto; a menos MARD, mayor exactitud). Empezará a comercializarse muy pronto y están valorando que los que ya disfrutan del primer modelo, puedan beneficiarse del segundo sin pasar por caja (cosa del genero bobo por otro lado…faltaría tener que pagar en actualizar por algo que ya te hipoteca mes a mes). Precio el torno a 170 € (esperemos que este sea precio con sensor incluido y no mensual).

EASD

 

  • Se adelantaron novedades sobre la Empagliflozina. Este fármaco de nombre impronunciable, ya se utiliza en la DM2, pero se quiere extrapolar a la DM1. Básicamente es un inhibidor del co-transportador sodio-glucosa tipo 2 (SGLT- 2), y en formato cristiano; lo que hace es forzar la eliminación de glucosa sanguínea (bloquea la reabsorción a nivel renal para favorecer su eliminación por la orina). Vamos, que la Empagliflozina es a la glucosa lo que el diuretico al agua. Al margen de efectos positivos a nivel cardiovascular, el estudio EASE 1 de fase 2 demostró que en la DM1 disminuye el tiempo en hiperglucemia, aumenta el tiempo en rango y disminuye la variabilidad sin favorecer la aparición de hipoglucemias. Los estudios EASE 2 y 3 también dieron resultados positivos (sumamos la posible perdida de peso). Todavía queda bastante para una posible indicación para DM1, pero suena interesante ¿verdad?
  • Vamos con una de neveras. Según un estudio combinado de Medangel y la Dra. Katarina Braune de Charité, un 79% de los pacientes estudiados (un total de 388 entre EEUU y la UE), no almacenan en una temperatura óptima la insulina de la nevera. Como ya sabéis, las temperaturas por arriba y por abajo de los margenes establecidos (2 a 8 grados), deterioran notablemente la insulina almacenada.

 

Y termino con algo del EASD que me encanto y le voy a dedicar un hueco al margen:

EASD

No se si sabrás que dentro de tu cuerpo hay aproximadamente un kilo y medio de bacterias. Estas comen igual que tu y hacen sus porquerías (residuos), igual que tu. Es por ello, que lo que comemos no solo influye en nuestro cuerpo sino en nuestra microbiota. Y una de las más importantes y abundantes, es la intestinal…

El estudio en cuestión, comparaba la microbiota (mediante metagenómica), de un grupo de pacientes sin diabetes que consumieron edulcorantes artificiales (tipo aspartamo), durante dos semanas con otro grupo que solo tomó placebo.

El resultado fue que en aquellos que tomaron edulcorante, se disminuyó la presencia de bacterias asociadas a la salud como los Lactobacillus y las Bifidobacterias y aumentaron hasta 11 patógenos (como Klebsiella o Porphyromonas). Esto a su vez se relacionó con aumento de la absorción intestinal de glucosa y disminución de la liberación de GLP-1.

Estos cambios metabólicos nos permiten observar que si, entre otras cosas los edulcorantes artificiales influyen negativamente en el control de la glucemia. ¿Y esto cómo es posible si son teóricamente free?

El aumento de la absorción intestinal ya lo comenté en alguna ocasión. En este caso hablaríamos de cuando acompañamos a los edulcorantes con alimentos. Esto implica un teórico aumento glucémico. Ya se ha hablado en otros estudios como el que te dejo aquí.

En cuando a la disminución de GLP-1, nos encontramos ante una hormona que aumenta la secreción de insulina e inhibe al glucagón. Retrasa el vaciamiento gástrico y reduce el apetito. Todo esto se ve mermado en presencia de edulcorantes artificiales.

 

5. Cuando el ácido cítrico era un veneno.

EASD

Termino con una historia para reflexionar. Reflexión que te hará ver lo fácil que es tildar a algo de maravilloso o de horripilante.

Corrían los años 80 y en España empezó a circular la famosa “Lista de Villejuif”. Villejuif era un hospital francés con gran prestigio en el campo del cáncer, así que imagínate el impacto que tuvo una lista llena de presuntos aditivos cancerígenos bajo su nombre.

En la misma, entraban pesos pesados que por suerte, casi no se utilizan en la actualidad: el Ponceau 4R, la Eritrosina, o el Galato de Octilo. Lo curioso es que entre tanto peso pesado, habían varios totalmente inocuos, y de ellos; uno nos haría fruncir el ceño en la actualidad: el ácido cítrico o E-330.

Se pintó como el más peligroso de todos, literalmente “perturbaba la digestión” y era cancerígeno. Esta mentira escondida entre tanto malo, generó un impacto brutal y a pesar de desmentidos posteriores (empezando por el propio hospital); se tardaron años en limpiar su imagen. Ten en cuenta que era una época donde estaba muy de moda el tema de los aditivos. Y es que se llegaron a reportar casos en los que dicho panfleto se repartía por hospitales, colegios y universidades de toda Europa.

Hace poco que se descubrió el pastel: En 1976, un grupo de trabajadores que fueron despedidos de la compañía Schweppes se hicieron con un membrete de la sección de oncología del hospital Villejuif y redactaron un panfleto donde añadieron entre otros, a todos los aditivos que llevaba la Schweppes de limón.

Cuando el hospital se percato de la movida, ya era tarde. Imagínate el daño que generó durante años esta travesura (ten en cuenta que el ácido cítrico es de los aditivos más utilizados y uno de los más inocuos).

Una jugarreta con la que sin duda se quedaron a gusto.

 

¿Quién soy? | Don Sacarino

Y con esto gente, un mes más que se va en la sección de curiosidades (aunque te lo haya traído con un día de antelación que mañana es momento de otros menesteres y no de leerme). Espero que la hayas disfrutado tanto como yo y que me dejes tus opiniones por redes y en comentarios.

Como de costumbre te recuerdo que te puedes suscribir a mi newsletter para estar al tanto de todas mis entradas (gratis y con regalo). El enlace te va por aquí.

A por esos controles perfectos.

Don Sacarino

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Escribe lo que deseas buscar y pulsa intro

pasta de frijoles