Medangel: ¿Hasta donde me trolea la nevera?

 en Análisis Sacarinos

Hoy toca hablar de Medangel y dicho de paso, de un gran troleo.

Seguro que como a mi, te gustan las cosas sencillas: el arroz blanco con tomate, las tostadoras, las canciones con estribillos monosílabos (menos ese engendro de canción conocida como Baby), el Candy Crush o por que no decirlo; ese precioso 111 que nos permite olvidarnos por un rato de medidas adicionales.

Pues como todo esto, el producto que te traigo hoy es sÚper sencillo. Sencillo pero muy útil.

Te dejo la página de esta gente para que la tengas presente.

Una última cosa: si te interesa el producto; quédate hasta el final. Tengo cosillas que te pueden interesar.

Vamos al lío.

 

¿ Qué es y de donde viene Medangel?

medangel

Nuestro protagonista viene de zonas norteñas, concretamente de los Países Bajos. Actualmente, su equipo se ha ampliado a Berlín.

Aquí tenemos otra historia personal: en este caso la de Amin, diabético tipo 1 que por casualidad descubrió un buen día que su refrigerador poco menos que congelaba su insulina.

A través de esta experiencia, surge el proyecto. El Medangel ha sido desarrollado por un equipo de ingenieros y farmacéuticos implicados en el tema. Equipo que por cierto, ha estado ampliándose y anda buscando gente desde hace poco (igual hasta te interesa unirte y todo). 

Vamos con una definición de las mías:

Medangel es un mini asistente que monitoriza la temperatura de tu insulina las 24h. Más pequeño que una goma de borrar clásica de esas de Milan, pero con una gran utilidad tanto para usar en tu propio hogar como cada vez que salgas de casa y necesites tener bien atada tu insulina.

 

Medangel en datos claros.

medangel

Te lo explico todo en base a un troleo épico.

Para entenderlo todo, te tengo que hablar de mi nevera. Imagínate la estampa: nevera antigua de piso de alquiler. La anterior inquilina debía de ser un poco cafre, por que además de encontrarme con marcas en el parqué (seguramente producidas por la orina ácida de llamémoslo, animal “x”), también me regaló chapuzas y fallos por doquier.

Pues bien, esta nevera tan maja no centra mucho. Cuando se llena más de la cuenta, enfría de más. Cuando pasan los días y se va vaciando, enfría de menos. Y entre medias; un potentísimo congelador (ríete tu del polo norte), hace que cada poco tenga que estar descongelándolo. A veces pienso que están compinchados para sacarme de mis casillas. Con lo que te he contado, te imaginarás que la inestabilidad es cojonuda.

Mi insulina se encuentraba en la parte más superior de la nevera. Sabemos que esta tiene que estar en un rango estable de entre 2 y 8 ℃. Y vaya, que yo pensaba que estaba bien conservada.

Medangel es súper sencillo de arrancar. Le pones la pila, te descargas la aplicación y te registras. Tras pocos pasos lo tienes. No obstante te dejo este vídeo de Youtube para que veas como funciona la película (de paso, te animo a que te suscribas a mi canal; dentro de poco se vendrán cosas chulas).

 

medangel

 

Llega el momento de la magia, el momento de meterlo en la nevera. Medangel es pequeño pero matón. Lo pones al lado de la insulina y el te va registrando la temperatura (vía bluetooth), cada pocos minutos. Lleva asociadas sus alarmas pertinentes que saltan cuando la cosa se va por arriba o por abajo (y que evidentemente puedes personalizar y silenciar).

Como podéis observar, la cosa empezó a subir vertiginosamente. Al final, me di cuenta de que la insulina en esa zona de la nevera se encontraba de forma perenne entre los 8 y los 12 ℃, es decir; que no la tenía almacenada como debía.

Podéis ver en esta foto la zona principal de la aplicación. Tras una sencilla personalización queda así la historia. Una de las cosas interesantes de la personalización (al margen del tema alarmas), es la personalización del producto. Y dirás: ¿qué más da eso si todas las insulinas se refrigeran a la misma temperatura? En el siguiente apartado verás por que.

 

En cuanto a las mediciones, estas se irán realizando cada 5 minutos mientras tengas el bluetooth funcionante. Cualquier variación que se vaya de madre será indicada por la aplicación. Además cuenta con una memoria interna que te permite guardar los datos de semana en semana e incluso visualizar el mes entero.

 

medangel

 

En cuanto a esto último, cuenta con una gráfica muy sencilla de entender y de seguir. Poco más que contar del tema. Muy útil para resolver y recordar misterios.

 

 

Volviendo al tema de mi nevera, evidentemente la cosa no iba a quedar aquí. Cambio la insulina y la pongo en la zona central consiguiendo premio, la insulina parecía que se mantenía estable en torno a los 3-4 ℃.

Sin embargo, mi alegría duró poco. Al día siguiente vuelvo a activarlo y Medangel me marcaba entre 1 y 2 ℃.

Resumiendo, la nevera del piso donde estoy es una auténtica basura (por suerte me queda poco para mudarme). Pero al margen de mi mala suerte con los electrodomésticos (no es la primera que me sale rana), esto es preocupante en el sentido de que yo pensaba que tenía la insulina bien conservada y me he equivocado estrepitosamente. A día de hoy sigo analizándola a ver si doy con la zona o la tecla perfecta. En el momento en el que me encuentro arreglando ortografía, la tengo en rango.

Ahora me pregunto yo, ¿y si tu también la estás refrigerando en rangos no adecuados y no lo sabes?

Pero tampoco nos alarmemos, hay ciertos margenes de seguridad…aunque ahora me quedará la duda de si mi insulina está 100% funcionante (esperemos que si).

¿Refrigero adecuadamente mi insulina? Clic para tuitear

 

Démosle una vuelta de tuerca

medangel

Evidentemente, en esta vida hay que valorar alternativas y posibilidades. Y el que no le busque los 3 pies al gato no sabe lo que es el disfrute de descubrir.

Por ello y por Medangel, me propuse imaginarme otros usos más que el de cabrearme con mi nevera. Aquí te dejo un compilado:

  • No solo es insulina. ¿Te acuerdas de lo que dejé en el aire antes? Esto ya nos lo cuentan ellos: Medangel nos permite registrar otro tipo de fármacos (con sus respectivos rangos de conservación).
  1. Humira: empleado en patologías como la artritis reumatoide o psoriática, la enfermedad de Crohn…
  2. Fármacos relacionados con la esclerosis múltiple.
  3. Hormonas.
  4. Eritropoyetina.
  5. EpiPen o lo que es lo mismo, epinefrina para los ataques heavys de alergia…
  • Llévatela contigo en tu día a día e investiga.
  • Monitorizando destinos. La idea es sencilla, si te vas de viaje; procurarás llevar la insulina lo más fresquita posible para que llegue bien a su destino. Medangel te puede ayudar a estar al tanto de esto.
  • No solo la nevera de casa trolea. Imagínate que te vas a un hotel y no tienen nevera portátil. O lo más común, la tienen pero no enfría una soberana mierda. La idea de cualquiera sería pedirle al hotel que te guarde las reservas en una que tengas ellos más en condiciones. La pregunta es: ¿Como sabes con certeza que te lo guardan en una nevera y no en la mesita de noche de la habitación de la dueña del caserón remodelado en motel 2 estrellas?

Con lo discreto que es nuestro amigo y su amplio bluetooth, podrás “espiar” y conocer si realmente están cumpliendo lo que te han prometido.

  • Cuidado con los altos vuelos. Siempre me he preguntado si la zona de almacenaje de equipajes de los aviones es caliente o fría. Si tienes la mala suerte de que acabe tu insulina en esta zona, Medangel puede servirte para ver si la insulina está sufriendo algún cambio brusco de temperatura.
  • ¿Podría ser útil para los bomberos? Se me ocurre lo siguiente: niño en la playa que se va sus 20 minutos de rigor al agua y se desconecta de la bomba. Igual estaba interesante monitorizar la temperatura de esa bomba para saber si la insulina está o no está sufriendo. No se hasta que punto es una tontería lo que digo…queda pendiente de análisis.

 

Llegamos al final.

Si todavía sigues por aquí, puede que el producto te interese. Te cuento tres cosillas:

  • Tengo para ti un concurso donde te puedes llevar un Medangel a casa. Te dejo el enlace por aquí. Te registras y listo. El plazo termina el lunes 09 de Julio. Anunciaré el ganador el Jueves 12 de Julio. Mucha suerte a los que participéis.
  • Al margen de este concurso (y otro propio mío que vendrá más adelante), te cuento que este producto vale 50 euros (más unos 7 euros de gastos de envío). Pero hasta agosto de este año, he conseguido que te lo puedas llevar con un 20% de descuento. Así que si te puede interesar, pincha aquí. El código descuento es DONSACARINO20.

 

Y esto ya llega a su final. Recordarte como siempre que te puedes unir a mi newspaper para estar al tanto de mis entradas (con regalo incluido). Te lo dejo por aquí.

Nos vemos pronto con más historias de tu loco amigo el Sacarino. Por cierto, ¿te ha molado Medangel?

A por esos controles perfectos.

Don Sacarino

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Escribe lo que deseas buscar y pulsa intro

gluquo