Bomba de insulina: Los tips del Sacarino

 en Reflexiones de un diabetico

Aiiii querida bomba de insulina. La verdad, fue una buena jugada la que me hicieron hace ya tres largos años en Murcia.

Mis inicios con bomba de insulina

Sin intención de que la gente se enfade o maldiga mi tremenda flor en el culo, he de decir que la bomba me callo de chiripa. Realmente no cumplía ninguno de los criterios diagnósticos salvo el relacionado con el trabajo a turnos. Venía siendo un promedio de glicosiladas en torno a 7 y una variabilidad bastante estable. Sin embargo, cuando llegué me soltaron algo así como: ¿oye, te apuntas a ponerte una bomba de insulina?

De aquella no sabía ni que era la historia esa, simplemente respondí: si voy a conseguir bajar de 7 la glicosilada me podría interesar. Con las mismas la semana siguiente empecé las clases de preparatoria para ponerme el artilugio. Y aquí estoy casi cuatro años después con una glicosilada en torno a 5,5/6% (no todo es la bomba, también me he vuelto bastante bastante más riguroso que hace unos años).

Así que quiero contaros un poco mi experiencia y mi día a día con ella en base a una serie de puntos o tips. Para hacer la cosa más entretenida, los dividiré en verdades absolutas (o lo que considero que hacemos todos si no igual muy parecido)  y mitos o costumbres arraigadas (o lo que igual son más ideas o manías mías). Sois libres de romper con las verdades o ensalzar los mitos en los comentarios/redes sociales. Mi opinión y experiencia puede ser diferente a la vuestra (y la quiero conocer).

Antes de empezar, te dejo una entrada de hace ya muuuuucho tiempo (de las 5 primeras que hice); donde hablo de una forma más técnica sobre la bomba de insulina. La tienes por aquí.

 

Lo que más estabais deseando…verme cambiar el dichoso equipo (verdad absoluta)

Esto ya lo prometí hace tiempo, pero ya sabéis como soy; me voy por las ramas. Os dejo este vídeo donde explico el sistema que sigo para cambiármelo (no creo que difiera en gran cosa con respecto a otros usuarios). Eso si, no olvidaros de dejar la insulina a temperatura ambiente unas 24h.

 

Mi relación con la bombera (mito)

La bombera y yo tenemos una relación, como decirlo; camino del matrimonio de conveniencia.

Esto se traduce a que nos han juntado fuerzas externas a la fuerza: a mi para mejorar y a ella para no irse a la papelera (junto con sus ricos creadores). Eso no quita que pasemos uno del otro la mayor parte del tiempo y solo nos juntemos para las cosas importantes (comidas, cambios de sensor, pilas fundidas…).

Con esto quiero deciros que es posible llevar una vida totalmente independiente y “plena”. Hay gente a la que le asusta parecer un robot, sentirse unido y dependiente de una máquina o evidenciar más su condicion al mundo.

Pasados los primeros meses de novedad, la cosa se convierte en rutina y te olvidas de ella. Este periodo también suele coincidir con el de las mejoras (que ya os aviso que no son ni instantaneas ni mágicas, hace falta mucha formación y compromiso). Y en el caso de la gente…que deciros…que vayan a chupar un grifo.

 

¿Cosas de bombero retirado? (mito)

bomba de insulina

Siempre digo que hay dos tipos de usuarios de bomba: los del cateter doblado y los de las burbujas.

En mi caso soy del segundo tipo. Aunque actualmente las burbujas tienden a ser anecdóticas, hace tiempo eran un auténtico quebradero de cabeza.

Es por ello que me han quedado un par de manías que quería compartir con vosotros:

  • Antes de cada comida, por pequeña que sea; tengo la costumbre de ver todo el recorrido del cable de la bomba. En cuanto veo una burbuja medianamente grande, tengo dos opciones:
  1. Si está cerca del cateter, purgo el cable. En este caso no haría como si fuera a cambiarme el equipo y purgar el recorrido entero, sino que uso la opción “llenar cánula” y calculo aproximadamente cuantas unidades necesitaría para eliminar la burbuja.
  2. Si la burbuja está más hacia la altura de la bomba, me pongo una cantidad prudencial de lo que necesito para comer hasta que la burbuja queda cerca de la cánula; purgo la burbuja y termino de ponerme las unidades de la comida.
  • ¿Veis la mierdecilla de recorrido de la zona final del cable? Pues si, no se ve nada bien si hay burbuja o no colada en el. Por ello, antes de cada comida; suelo hacer una purga de media unidad para ver que en esa zona no hay burbujas.

Lo se, soy un **** exagerado. Pero odio las burbujas, que le vamos a hacer.

 

El complejo tema de las bolos especiales (mito)

Empezaré diciendo que no uso el bolo dual. ¿Motivo? No me termino de ver con el. Aprendí a manejarme bien con el cuadrado y me resulta más fácil de utilizar. Se que la mayoria de gente ni lo toca y son fans absolutos del dual, pero yo llego a mejor puerto con el otro.

Seguiré diciendo que en mi caso solo tiro de este tipo de bolos cuando voy a hacer comidas muy grasas (estilo cachopo asturiano o comida de burger). Y dentro de esta categoría (a no ser que me vaya a acostar a las mil), nunca los uso para las cenas (posible riesgo de hipoglucemia). Es por ello que por norma general no ceno fuera o en caso afirmativo no ceno fuerte.

Concluiré diciendo que los bolos cuadrados en base a unidades de grasa proteina los uso con mucha prudencia. Muchísima. Si me corresponden tres unidades en 6 horas, yo programo 1,5 unidades en el mismo tiempo. ¿Motivo? Si sigo la teoría acabo con hipo a las 4 o 5 horas de comer. Si sigo mi teoría, puede que ande algo justo a las 5 o 6 horas…me tomo algo y a correr.

 

Los desfigurados informes de Medtronic (verdad absoluta)

bomba de insulina

 

Poco que decir sobre el tema. Al principio solo conocía estos y me parecían el no va más. Pero despues de conocer informes como el de Gluquo o Mysugar, pues se me queda la cara como cuando a Cristiano Ronaldo le hicieron la estatua de bronce en el aeropuerto de Madeira.

 

 

Durmiendo con la bomba (verdad absoluta)

bomba de insulina

Mucha gente podría asustarse a la hora de dormir con la bomba. Tranquilos, aquí tenéis a alguien que no toma ninguna medida y no tiene sustos. Simplemente me la engancho con el gancho al pantalon de pijama y a dormir. En más de tres años, solo se me ha salido el cateter una vez y se me ha desenganchado el sistema en dos ocasiones (eso si, cuando ha pasado el día se ha ido totalmente al retrete por la hiperglucemia posterior…bastante costosa de corregir).

 

Sexo, playas y sol a cascoporro (verdad absoluta)

bomba de insulina

Vamos por partes:

  • Solazo. No suelo tomar muchas precauciones ante un sol de poniente más allá de tener bien escondida a mi bombera. Ya sabéis que la insulina puede desestabilizarse ante el calor, así que en época de verano (y sobre todo si alguno de esos días he ido a la playa); en vez de cambiar el sistema cada 72 horas lo hago cada 48 horas.
  • Playa y sus baños. Este es un tema que siempre trae interferencias, sobretodo si hablamos de niños. La norma que recomiendo es que los baños en la playa/piscina tiendan a ser cortos en duración y espaciados. El motivo no es que se pueda estropear el cateter (con su protector aguanta horas y horas), sino que durante el tiempo que estás desenchufado no tienes aporte de insulina.

A partir de laprimera hora de desconexion (yo diría que aun menos), comienza a notarse la subida de la glucemia caminito de la hiper. Mucha gente me ha comentado de poner bolos correctores para que el niño pueda estar a sus anchas más tiempo. Incluso ha habido gente a la que le han dicho que se ponga un bolo correspondiente a la basal que tiene para esa hora que estará libre de bomba e inmediatamente se desconecte la bomba. Esto es una auténtica locura que solo llevará a hipoglucemias y posteriores picos (más aun en los niños que son extremadamente volatiles.

Mi recomendacion es triple:

  1. Poner la bomba en invierno. De esta manera te habrás acostumbrado a ella y habrás disfrutado de sus ventajas. Verás como duelen menos las desventajas del verano.
  2. Baños cortos (no más de media hora), y espaciados en el tiempo.
  3. Controles más frecuentes.

 

Uno de los aspectos que más tiran para atrás de la bomba de insulina es el verano y las playas. Pero tiene solución. Clic para tuitear

 

Uso de las basales temporales (verdad absoluta/mito)

Hay tres situaciones donde tiro de este tipo de basal:

  1. Ante hipoglucemias graves (generalmente por debajo de 50 mg/dl). A parte de las medidas estandar ante hipoglucemias, me pongo una basal temporal al 0% (es decir, nada de insulina); durante media hora. Soy contrario a desconexiones o paradas de la bomba por que se te puede ir el santo al cielo y la lías.
  2. Días de mucho trote. Es decir, ese día donde no paras quieto corriendo de un lado a otro por la city. En este caso, me suelo poner una basal temporal al 80% durante las horas de mayor actividad. Esto me permite aguantar un poco más el tiron del día sin hipos.
  3. Ejercicio anaeróbico. Este tipo de ejercicio (en mi caso pesas), genera un pico glucémico inicial que a veces es un poco pesado y difícil de pillar. Lo tengo calculado y este pico de subida en mi caso puede ser tranquilamente de unos 40-60 mg/dl. Sigo el siguiente patrón:
  • Glucemia en torno a 80mg/dl. Generalmente no hago nada. Entreno y suele subirme a unos 120-130 mg/dl. Ideal para comer.
  • Glucemia en torno a 120 mg/dl. Aquí pongo a la bomba a trabajar. Basal temporal durante una hora a un 120-130%. En ocasiones hasta esto es insuficiente y termino el entreno en 140 mg/dl poniendome un pequeño bolo.
  • Glucemias por encima de 160 mg/dl. Francamente, intento evitar el entreno o me centro más en hacer aeróbico.

 

VIVICAP para “calentar la insulina” (mito)

Quizás sea el punto menos contrastado de la lista. En ocasiones tengo que cambiarme la bomba a las carreras y necesito calentarla de alguna manera. Probé en alguna ocasión a conectarla al VIVICAP1 y francamente me ha ido bien. No obstante, si no queréis hacer caso a un punto; que sea a este. ¿No sabes qué es el VIVICAP1? Te lo dejo aquí.

 

bomba de insulina0% Sangrías (verdad absoluta)

Ya os conté antes que había dos clases de usuarios de bomba: los de las burbujas y los de los catéteres doblados. A parte de esta clasificación, existe otra más sangrante: los usuarios tendentes a la sangría y los usuarios orchata.

Yo soy de ese segundo grupo, los catéteres no me sangran durante el uso ni durante el cambio del mismo. Y es que para algunas personas se les pueden formar auténticas escabechinas. Lo único que noto en ocasiones al cambio del cateter, es que se me forma una pequeña induración que desaparece pasados pocos días.

 

La función que todo el mundo olvida… (verdad absoluta)

…y que debería de estar incluida como criterio de inclusión a la bomba de insulina. ¿Por qué nos olvidamos de las lipodistrofias?

Las lipodistrofias son un auténtico coñazo. Si quieres aprender más sobre ellas te dejo este enlace. Y es que con los años de pinchazos y pinchazos se van volviendo más frecuentes y preocupantes.

Esto es algo que afecta a todo el mundo por igual y es muy difícil de evitar (incluso rotando adecuadamente). Y es un tema que por las redes veo que se toca muy poco: todavía estoy esperando a alguien que diga que sus descontroles del último día se han debido a una posible lipo en la zona de pinchazo.

Lo que todo el mundo olvida (y más los que lo distribuyen), es que la bomba te lo soluciona al completo. Al solo tener que “pincharte” una vez cada 2/3 días, las lipos simplemente desaparecen.

Yo tenía alguna que otra muy localizada antes de ponerme la bomba (principalmente en la zona de abdomen). A las pocas semanas de empezar con la bomba, se habían esfumado.

 

Truquis de bomba con el señor Sacarino Clic para tuitear

 

Y con esto termino esta entrada personal sobre mi bomba de insulina. Recordarte como de costumbre que te puedes suscribir a mi newsletter para no perderte esta y muchas futuras entradas. Además con regalo incluido.

Quiero conocer tu opinión como bomber@: ¿Quiéres romper alguna lanza? ¿Crees que me he dejado algún tema importante? ¿Compartes o tienes alguna manía que me quieras contar?

A por esos controles perfectos.

Don Sacarino

 

 

 

 

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Escribe lo que deseas buscar y pulsa intro

enfermero y diabético