No todo es dieta + insulina + ejercicio (CAP.2)

 en Factores de la diabetes

Un Sacarino al que le crecen los enanos te escribe muy apurado pero ansioso de traerte una nueva entrega de factores de la diabetes. Nueva entrega para recordar que «no todo es dieta + insulina + ejercicio». Nueva entrega para ponernos a hablar de todos aquellos factores que van a entorpecer de manera puntual o generalizada nuestro control.

Sin más que decir, canción y al lío.

 

Los 4 factores de la diabetes de hoy.

NO SOLO ES DIETA + INSULINA + EJERCICIO (II) Clic para tuitear

 

FACTOR NÚMERO 5: EL SUEÑO.

Que vital es mantener un horario regular y no caer en las garras del insomnio. La falta de sueño o los desordenes en la misma van a influir muy mucho en nuestras glucemias.

Al margen de comentar que los síndromes de apneas-hipoapneas del sueño van de la manita con la DM2 pudiéndose considerar que cada uno de ellos favorece la aparición del otro (vaya que se quieren una barbaridad), la realidad es que nuestra amiga la dulce en cualquiera de sus presentaciones (DM1, DM2, gestacional), se relaciona con un empeoramiento en la calidad del sueño. Algunos estudios incluso encontraron que la practica totalidad de los pacientes con diabetes estudiados tenían un empeoramiento en su calidad de sueño con presencia de somnolencia diurna en cada el 50% de los mismos.

Partiendo de este poblemon, ¿Qué ocurre cuando dormimos mal?

Estudios que tocan el tema de la privación de sueño, han observado que las hormonas clásicamente relacionadas con el periodo nocturno (cortisol y hormona del crecimiento), como que cruzan un poco. Esto implica mayores niveles de cortisol por la noche y mayor duración del efecto de la hormona del crecimiento. En otras palabras, una resistencia a la insulina bárbara.

Los niveles elevados de cortisol a la mañana generarán una resistencia a la insulina al despertar bastante aumentada mientras que el descontrol en las concentraciones de hormona del crecimiento disminuirán la captación de glucosa por parte del músculo.

factores de la diabetes II

¿Seguimos? Esta seguro que te la sabes. No hay que ser un ilustrado para saber que a menos duermes, más comes, más pecas y por tanto más riesgo a días descontrolados tienes. El ilustrado te dirá que esto se debe a que la falta de sueño favorece el descenso de la hormona leptina, por tanto; tu apetito va a aumentar mucho.

Al final es una pescadilla que se muerde la cola: duermo mal, como más, me pongo más insulina, genero más grasa, cojo más peso. El día de la marmota vaya. Mucho cuidado con entrar en este bucle por que después es complicado salir de el.

Así que ya sabes: haz lo que tengas que hacer. Estudia por que duermes mal, pon en práctica recomendaciones como las que te dejo pinchando por aquí y si aun con esas no eres a regularte un poco; pide ayuda donde haga falta.

¡¡Ahhh!! Yo te voy a dar la recomendación más importante de todas: no toques el móvil al menos una hora antes de irte a dormir.

Por último, no te olvides que no solo de diabetes vive el hombre. El dormir mal y generar alteraciones en los ciclos circadianos también afecta a cosas como: la secreción hormonal, la excreción urinaria de potasio o la secreción gástrica.

FACTOR NÚMERO 5: EL SUEÑO Clic para tuitear

 

FACTOR NÚMERO 6: EFECTO SOMOGYI

Y ya que hablábamos de sueño, vamos a mencionar uno de los dos efectos que nos tocan las narices durante el mismo. Las propias hipoglucemias nocturnas no solo son tremendamente peligrosas, también se acompañan de malos sueños, despertares apresurados o momentos en ayunas WTF.

El efecto Somogy es precisamente eso: una hiperglucemia en ayunas asociada a una hipoglucemia nocturna donde tu propio cuerpo es capaz de arreglarte la papeleta. La arregla tirando de las famosas hormonas contrarreguladoras (cortisol, hormona del crecimiento, adrenalina, somatotropina, etc). Todas buscan lo mismo: que el hígado libere hasta la última gota de glucosa y que forme nueva por medio de procesos de lipolisis (degradar lípidos), gluconeogénesis (formar glucosa de vías alternativas), y glucogenólisis (degradar glucógeno a glucosa).

El resultado es una hiperglucemia en ayunas que no suele ser mayor a 250 mg/dl. También podrás detectar esa hipo en ayunas por que te levantarás con esa sensación de haber dormido como la verga acompañado de una cefalea importante y probablemente unas sábanas empapadas de sudor.

Decir que por un día no pasa nada, una hiperglucemia en ayunas de forma puntual se puede relacionar con mil factores. Pero si la tendencia se establece, hay que empezar a tomar medidas.

El punto más importante para detectar al amigo Somogyi es levantarse en torno a las 3-4 de la mañana y hacerse una glucemia. ¿Estás justito? Pues ahí lo tienes. Si esta tendencia se repite varios días ya sabes quien es el culpable.

El siguiente paso es ponerle solución. Por que no te vas a levantar todos los días a las 3 de la mañana a tomarte un zumo ¿verdad? Así que vamos a ver posibles soluciones:

  • Ajustar al máximo las necesidades de insulina en la cena.
  • Tomar el clásico resopón antes de dormir.
  • Acostarte un poco más alto de lo habitual. Si acostumbras a irte en 100 mg/dl, prueba a hacerlo en 140 mg/dl.
  • Si eres del campo bolis, prueba a ponerte la insulina lenta por la mañana evitando la noche. Decir que evidentemente esto no sirve si estás utilizando insulinas lentas como la Tresiba o la Toujeo (al tener un «depósito» y duración de más de 24h, no vas a notar la diferencia).
  • Probar con insulinas intermedias o lo que es lo mismo; aquellas que tienen una duración de 12h. Es el caso de las NPH. En ocasiones pueden ser útiles para aquellas personas que tienen grandes diferencias en sus necesidades basales entre día y noche.
  • Si quieres tomar alcohol, mejor tómalo al medio día. Ya sabes que el alcohol puede dar lugar a las hipoglucemias más épicas pasadas las 4-5 horas de consumo. Así que si te quieres tomar unas copas de vino, tómalas a la comida que estarás despierto para actuar.
  • Pide una bomba de insulina. No hay mayor invento para hacer desaparecer las hipoglucemias nocturnas. Te lo digo por experiencia.
  • Aumenta la cantidad de grasa-proteína a la cena. Puede que te ayude a controlar la curva pasadas las 4 o 5 horas de haber cenado.

FACTOR 6: EFECTO SOMOGYI Clic para tuitear

 

FACTOR NÚMERO 7: MEDICAMENTOS.

Es inevitable que los fármacos que nos curan y salvan también nos puedan jugar malas pasadas. Y uno de ellos es jugar con nuestras glucemias (las nuestras y las de cualquier persona, en eso no discriminan una gota). Así que vamos a hacer una pequeña clasificación con los más conocidos.

Importante: aquí no entraré a hablar ni de la insulina ni de los antidiabéticos orales y demás líneas de tratamiento cuyo mayor cliente es el DM2.

Fármacos que disminuyen el efecto de la insulina (hiperglucemia).

  • Antidepresivos tricíclicos. O los que terminan en -ina (amitriptilina, amoxapina, imipramina, etc). Usados en múltiples patologías: depresión, trastornos de ansiedad y de la conducta alimentaria, dolor crónico, enuresis, etc.

factores de la diabetes II

Fármacos que alteran la secreción o acción de la insulina (hiperglucemia).

  • Betabloqueantes. O los que terminan en -ol (atenolol, nadolol, acebutolol, etc). Usado principalmente en combinación con diuréticos si la HTA no es controlada con estos, arritmias, migrañas, etc.
  • Esteroides. Si, los que te ponen tocho de todo salvo de lo importante (vamos, de la tita). Totalmente anecdótico si no eres un adicto extremo al gym o tienes un verdadero déficit de los mismos.
  • Estrógenos. Básicamente utilizado en tratamientos sustitutivos en pediatría o en la menopausia (aunque cada vez más descartada en este último punto por el riesgo aumentado de cáncer en algunos grupos de edad).
  • Isoniacida. Uno de los varios fármacos utilizados para tratar la tuberculosis.
  • Indometacina. Un antiinflamatorio no esteroideo utilizado en el tratamiento de patologías reumatoideas (algunas relacionadas con la diabetes), o fiebres de tipo tumoral.

Y ya que estamos con los AINES, recuerda siempre fijarte en los excipientes de lo que compres (sobretodo en el caso de los peques de la casa). Los antigripales y demás combos mierderos que tanto publicitan en la tele, suelen traer importantes cantidades de azúcar (fructosa, polialcoholes, etc). Lo mismo para algunos jarabes infantiles. Uno de esos temas que no se por que no he tocado todavía a fondo.

Fármacos que aumentan los efectos de la insulina (hipoglucemiantes).

  • Anticoagulantes. Como puede ser el caso del dicumarol.
  • Antidepresivos. Los de la familia de los IMAO. Y si solo fuera eso…locurote la cantidad de efectos secundarios que tienen.
  • Ácido Acetil Salicílico. Aquí podemos poner unas comillas gigantes ya que se presenta ante dosis tóxicas.

Hay muchos más y no te quiero aburrir. Lo mas importante es que cuando empecemos con un determinado tratamiento nos informemos al máximo del mismo.

FACTOR NÚMERO 7: MEDICAMENTOS Clic para tuitear

 

FACTOR NÚMERO 8: ALCOHOL.

factores de la diabetes II

No os voy a mentir. Hace unos días me tomé una botella de vino con una amiga. Hacía como dos años que no probaba gota de alcohol, así que a parte de recordar lo gracioso que es el puntín, también me refrescó la memoria sobre lo importante que es moderar al máximo su consumo y sobretodo, hacer un consumo responsable y con conocimiento de causa.

Es tontería que te tire el rollo por aquí. Tengo una entrada extensa y muy completa en mi web y te la voy a dejar pinchando por aquí. 

Lo que si te voy a dejar como novedad (lo encontré rebuscando por la web), es una tabla con las cantidades de carbohidratos de diferentes alternativas alcohólicas. Está en onzas así que te tocará hacer la conversión: ya te adelanto que cada onza equivale a 28 gr. Te lo dejo pinchando aquí.

FACTOR NÚMERO 8: ALCOHOL Clic para tuitear

 

¿Quién soy? | Don SacarinoY con esto terminamos esta segunda tanda de factores que nos pueden salir por la tangente y dificultar esos controles perfectos. Como siempre, se agradece tu opinión y si hay algún factor más que aún no haya mencionado y quieras añadir; tienes por abajo la caja de comentarios.

¿Te has leído la primera parte? Te la dejo pinchando aquí. 

Puede que te interese la nutrición y el tener un conocimiento más amplio sobre tu salud. Para eso está mi reciente canal de Youtube. Pásate a unirte pinchando aquí, subo vídeos todas las semanas.

Como de costumbre, te recuerdo que te puedes suscribir a mi newsletter para no perderte ni una de mis entradas (gratis y con dos regalos). Te lo dejo pinchando aquí.

A por esos controles perfectos.

Entradas relacionadas

6 comentarios
  • Estefy
    Responder

    Muy bueno el cap 1-2, gracias 👏👏👏👍💪🏼💪🏼

  • Olga
    Responder

    Super! Lo comparto porque es de lectura básica. Gracias

  • Nuria
    Responder

    Muy interesante, mil gracias.

  • Laura Miss Traveller
    Responder

    Wow! Mil gracias como siempre!
    Información súper interesante y que aporta mucho valor.

Deja un comentario

Escribe lo que deseas buscar y pulsa intro