Variabilidad Glucémica y HbA1c, juntos pero no revueltos

 en Teorizando con Sacarino

Variabilidad glucémica y HbA1c, la pareja de focos y pasarelas.

 

Variabilidad glucémica y HbA1c son inseparables. Tan inseparables como algunas parejas de moda, de esas que da gusto verlas. Ya bien sea en nuestras series favoritas (quien no se acuerda de los inicios de Huesos y Booth en “Bones”), en la farándula (los difuntos Brad y Angelina nos sirvieron en su época), o simplemente en nuestro entorno; la verdad es que siempre están en boca de todos.

En la diabetes también tenemos parejas peculiares. Conocieras o no esta asociación; es fundamental pegarle un repaso para entender y valorar el control glucémico. Espero que con lo de hoy, puedas empezar a valorar más allá de la base, del dios todopoderoso llamado HbA1c.

Canción y al lío.

 

HEMOGLOBINA GLICOSILADA (HbA1c).

hemoglobina-glicosilada-hb1ac

 

Conozcamos a nuestra primera protagonista, la hemoglobina glicosilada o HbA1c. Como muestra el dibujo, esa especie de “árbol-toten” representaría químicamente a nuestra amiga. Es por muchos una entidad etérea a la que hay que alabar y cruzar dedos para que no haya subido desde nuestra última revisión.

Su funcionamiento es sencillo. Este “toten” se encuentra englobado dentro de la hemoglobina. La hemoglobina es una proteína que se encuentra dentro de los glóbulos rojos de la sangre y transporta oxígeno de los pulmones a todas las células del organismo. Sin embargo, esta especie de simpatía por el oxigeno no es única; ya que también la comparte con la glucosa independientemente de que ande la insulina de por medio. La glucosa en exceso (representada por la hiperglucemia), entra en los glóbulos rojos y se une a las moléculas de la hemoglobina “glucosilandola“.

Por tanto: a mayor glucosa; mayor HbA1c.

Los glóbulos rojos presentan una vida media en el organismo de 120 días. Por lo cual la HB1AC es un parámetro de laboratorio que nos permite conocer como andamos de controlados en los últimos 2 a 3 meses.

Hay dos datos muy interesantes que tendremos que tener en cuenta a la hora de hablar de la HB1AC:

El 50% de los resultados obtenidos en la prueba corresponderán a las últimas 4 semanas.

La HbA1c puede variar y dar lugar a falseamientos. Esto no es un aspecto que vaya a ser muy frecuente (y mucho menos hablando de niños), pero sí que es interesante saber que cualquier condición que disminuya la vida media de los glóbulos rojos (como una pérdida de sangre reciente o una destrucción de los mismos), va a disminuir los valores de la HbA1c. Así mismo, la elevación de este parámetro se puede relacionar con numerosas entidades (ingesta de vitamina C o salicilatos, niveles elevados de triglicéridos o bilirrubina, esplenectomía o anemias de tipo aplásico).

 

variabilidad glucemicaAl margen de este tema, hay que comentar que la HbA1c se relaciona con otro concepto; el de la glucosa promedio. Cada resultado obtenido y reflejado en porcentajes se asocia a una media de glucosa durante esos meses tal y como puedes ver en la siguiente tabla. Si quieres calcularla tu mismo es muy sencillo, utiliza la siguiente formula:

Glucosa Promedio = 28,7 x porcentaje de HbA1c – 46,7

Todos sabemos por debajo de qué nos debemos de encontrar. La normalidad, lo bien que nos hemos portado, lo marca la divisoria del 7%. HbA1c por debajo de este porcentaje se consideran de buen control.

Sin embargo, hablar únicamente de ella es un error. Es necesario profundizar en el tema ya que es posible llegar a errores si no interpretamos bien el valor que obtenemos en la visita al endocrino. Y aquí es donde entra en juego la otra parte de la “pareja de moda“: la variabilidad glucemica.

 

Variabilidad Glucémica.

variabilidad glucémica

 

Como todo en esta vida, los años van poniendo las cosas en su sitio. Y al final, esta HbA1c no es tan importante como pensamos aunque siga siendo un parámetro fijo en nuestras analíticas de endocrino.

Desde hace tiempo se habla de la variabilidad glucémica, ya que es la que os va a permitir afinar y mostrar la verdadera realidad del control. Incluso podríamos ir un poco más allá y hablar del tiempo en rango, sin embargo; este parámetro de precisión milimétrica, requiere de una buena monitorización continua de glucosa (MCG), para ser valorada. Así que vamos a partir de que eres una persona que no utiliza MCG o usa una estilo “flash” (como Freestyle).

La definición de variabilidad glucémica puede que no os diga mucho. Así que mejor ponemos un ejemplo:

Imaginaros que buscamos conocer la HB1AC con los valores de un único día. Pongamos que son los siguientes: 45 mg/dl, 122 mg/dl, 230 mg/dl, 130 mg/dl, 60 mg/dl y 200 mg/dl. Si los sumamos todos obtenemos un total de 787. De este valor sacamos una media dividiendo entre los 6 resultados y de esta manera tenemos redondeando 132 mg/dl. Podemos observar que la media se relaciona con una HbA1c en torno al 6%.

De lujo ¿no? Esto podríamos pensar. Pero fijaros en que esa media está falseada por hipoglucemias e hiperglucemias que entre ellas hacen una media normal.

La variabilidad glucémica nos viene a decir que para que una HbA1c sea 100% fiable, las hiperglucemias y sobretodo las hipoglucemias tienen que estar poco presentes. Es más, como su nombre indica; la variabilidad glucémica será menor cuando más estables o centradas tengamos las glucemias (independientemente de que estén por arriba o por abajo). Puede que tengamos una gran tendencia a la hiperglucemia, pero dentro de ella; la variabilidad puede estar estable al no haber tendencia a las hipos (y por tanto la Hb1Ac dará un resultado real).

La HbA1c ya no es la única reina del cotarro... Clic para tuitear

Podríamos encontrarnos con varias situaciones dentro de la variabilidad glucémica.

  • Numerosas hipoglucemias: Esto podría verse reflejado en HbA1c muy bajas, de niveles cercanos a una persona sin diabetes (hablaríamos de porcentajes inferiores al 5,5 %).
  • Numerosas hiperglucemias: En este aspecto la variabilidad no nos diría mucho, ya que la HbA1c seria muy elevada y el causante estaría claro.
  • Mezcla hipoglucemias/hiperglucemias: Como vimos en el ejemplo anterior, la HbA1c tendería a ir hacia porcentajes óptimos del 6-6,5%. Sin embargo, la variabilidad sería la peor de los tres casos.

 

A diciembre del 2019, está claro que este tema debería de ser ampliada con una nueva entrada. Y es que no solo entra en juego la variabilidad glucémica, a día de hoy hay un montón de elementos a tener en cuenta. Es más, estudios como los del Diabetes Control and Complications Trial (DCCT)no tienen claro que la variabilidad tenga un impacto negativo tan importante como se pensaba de inicio(al menos en las complicaciones microvasculares).

Faltan estudios por un tubo. Y lo único que quiero que te quede clara de momento, es que una variabilidad alta es indicativa de un mal control aunque la Hb1Ac sea buena.

 

¿Quién soy? | Don SacarinoAsí que hoy vamos a dejar el tema por aquí con la intención de que mi yo del futuro actualice y entre más en profundidad para el 2020. De momento yo creo que ya hemos podido aprender bastante.

¿Qué os ha parecido el tema? ¿Vuestro endocrin@ tiene en cuenta la variabilidad o solo se centra en la HbA1c.

Como de costumbre, te recuerdo que te puedes suscribir a mi newsletter para no perderte ni una de mis entradas (gratis y con otro regalo más). Te lo dejo pinchando aquí.

 

Y si lo prefieres, tienes mi canal de Youtube pinchando por aquí.

A por esos controles perfectos.

Entradas relacionadas

6 comentarios
  • Rene
    Responder

    Hola, que tal, me parece muy interesante este tema. Soy estudiante de medicina en México. Precisamente he visto casos de pacientes con una hemoglobina glicosilada de 6.5, pero clinicamente, han tenido muchos periodos de hipoglicemias.

    Esto es un problema, porque no es muy fiable llevar el control glicemico con este metodo. Habra una maneraas fiable de llevar el control de la glucosa, en este tipp de pacientes?

    • Don Sacarino
      Responder

      Muy buenas.

      Antes de nada, agradecerte de verdad el interés y la pregunta sobre el tema.

      Es realmente un problema. Y el problema radica en que las cartillas de glucemias deberían de “quemarse”. Pueden existir datos falsos, glucemias que no interesa apuntar, despistes… por otro lado es complicadísimo rentabilizar y valorar un conjunto de glucemias sin un programa que nos haga las cosas más fáciles. En mi opinión, la solución la pueden dar las bombas de insulina y las monitorizaciones continuas de glucosa.

      Sobre todo la primera, ya que por un lado nos permite controlar muy bien las hipoglucemias y reducirlas (entre otras funciones), y por otro lado los programas informáticos que lleva integrados nos permiten ver en un vistazo que pasa, cual es el error y como corregirlo.

      Un saludo!!

  • Diabetic_Foodfit
    Responder

    Buenas tardes Don Sacarino,
    Llevo toda la tarde leyendo tus artículos que me parecen muy interesantes. Y me he quedado en este principalmente, ya que este tema me ha costado siempre entenderlo un poco más, y que ahora lo veo con mayor claridad, gracias. Mi última analítica he tenido un resultado de 7,2 y según mi doctora me comenta que es un poco alta ya que lo correcto debería ser entre 6,5 y 7. Espero poder bajar este número en los próximos meses con mi nueva dieta ! Un saludo!

    • Don Sacarino
      Responder

      Hola y gracias por comentar.

      Sí, este tema es realmente complicado…por eso quería intentar explicarlo con dos pinceladas porque es un tema tan profundo (y medico), que cualquiera se perdería (sobre todo en el tema del índice glucémico). Tienes la meta muy cerca, entre 6 y 6,5 ya sería la pera limonera (sin que abunden las hipoglucemias claro). A por ella (;

      Un saludo!!

      • Mónica Pina
        Responder

        Mil gracias por la información, conocía la variabilidad glucemica pero no era consciente de que fueran tan de la mano. Mi hijo es un claro ejemplo de hiper e hipos que se compensan, nos cuesta mucho evitar el famoso rebote después de las hipos nocturnas……pero seguro que lo conseguiremos! 💪

Deja un comentario

Escribe lo que deseas buscar y pulsa intro