Redefiniendo las unidades grasa/proteína

 en Reflexiones de un diabetico

Como recordareis los veteranos de la página, hace unos meses traje la primera de la que sería una serie de entradas sobre la bomba de insulina. Como propietario de una, que mejor exponente para estar al tanto de ella. Si no la habéis leído o queréis repasar un poco; os dejo un enlace pinchando aquí.

Pues bien, uno de los temas menos conocidos y muy bien implementados con la bomba es el de los unidades grasa/proteína.

Estas vienen a hablarnos del efecto postpandrial que generan las grasas y las proteínas sobre nuestra glucemia. Se podría definir como que 100/150 kcal de grasas o proteínas ingeridas son equivalentes a 10 gr de HC. Por tanto, sería necesario 1 unidad de insulina para equilibrar la glucemia.

Partimos del conocimiento de que las proteínas aportan 4 kcal por gramo y las grasas 9 kcal por gramo. La forma optima de administración se basa en el uso de bolus cuadrado o duales que en «x» horas nos permiten pasar los cálculos establecidos. La teoría nos habla de que tenemos que partir de una hora y media de administración para la primera unidad y una hora adicional por cada unidad extra.

Bien, la teoría es muy bonita…¿y la practica?

Pues la practica cambia y mucho.

Sabemos que cada cuerpo es un mundo, así que voy a hablar del mio propio. Llevo algo más de un año utilizando estas unidades, y lo que os puedo decir es que están muy influenciadas por otros elementos. También decir que el efecto no influye tanto en la glucemia como pensaríamos. He tenido más de una hipoglucemia tonta por utilizarlas al pie de letra. Por ello, en este listado os hablaré de como las utilizo a día de hoy:

  • Tiendo a extender el tiempo de administración. Parto siempre de 2 horas para la primera unidad y una hora y media adicional para cada una restante.
  • Cuando las comidas son exageradamente grasas y abundantes, la película no cambia. Utilizo la teoría al dedillo. Podría poner el ejemplo de un menú del Burger King.
  • Importa y mucho el momento del día. Me he dado cuenta de que estas unidades me van genial para la cena, pero generalmente son prescindibles a la hora de la comida (salvo en el caso del punto 2). Esto lo achaco probablemente a la mayor actividad física durante el día.
  • La actividad física influye. Muchas veces he visto como las unidades grasa/proteína me generaban hipoglucemias cuando iba al gym o andaba más de la cuenta. Por ello, durante el día tiendo a  evitarlas (a excepción del punto 2).
  • En términos generales, si el calculo de calorías deriva en una unidad de insulina o menos; generalmente no la aplico.
  • En cuanto al mundo pediátrico, creo que los niños que portan bomba de insulina deberían de estar exentos de utilizar este tipo de unidades. Quizás podría ser interesante probarlas cuando os encontréis en casos como el del punto 2, siempre progresivamente (por ejemplo empezar solo contabilizando las calorias de las grasas), y partiendo de un amplio conocimiento del mundo de la diabetes. Para el resto de casos, podéis hacer como si esto no fuera con vosotros. Otro tema ya es el de los adolescentes…en este caso si puede ser interesante empezar a incorporarla poco a poco en vuestro día a día.

Con esto terminamos por hoy. Espero que estas recomendaciones os puedan ir bien para todos los que utilizáis este tipo de unidades. A vosotros propietarios de bomba de insulina: ¿utilizáis unidades grasa/proteína? ¿os ha ocurrido lo mismo que a mi? ¿cómo las aplicáis?

A por esos controles perfectos.

Don Sacarino

 

Entradas relacionadas

Comentarios
  • Luisa
    Responder

    Hola, perdónenme pero si bien es cierto q domino a la perfección el tema de los HC, le puedo asegurar que el de grasas y proteinas , no m logro enterar.
    Sería tan amable de explicárselo a ésta mami q lee y lee y no logra asimilarlo. Teoría y ejemplos varios, por favor.
    Se lo agradezco muchísimo, de antemano.
    Un saludo.

Deja un comentario

Escribe lo que deseas buscar y pulsa intro