VIVICAP1 contra el clima adverso

 en Análisis Sacarinos

VIVICAP1 es un sistema sumamente interesante. Aun recuerdo mi estancia de dos años en Murcia mientras me preparaba la residencia de Pediatría.

Los veranos en esa zona eran simplemente horripilantes. No se bajaba de los 40 en todo el día, daba igual que estuvieras al claro que a la sombra. Mi casa era un iglú a 16 grados (gracias a un aire acondicionado casi obligatorio), pero cuando salía de casa lo pasaba francamente mal. Tanto mi persona (ten en cuenta que soy del norte bien norte de España), como mi insulina.

 

¿Qué le ocurre a la insulina cuando se somete a temperaturas extremas?

 

Más o menos todos nos sabemos la teoría. Aquella insulina que no se utiliza, debe conservarse en nevera entre los 2 y los 8 ºC. Cuando vamos a utilizar un boli o vial, se puede conservar a temperatura ambiente durante un mes (este punto un poco relativo), a una temperatura que no supere los 30 ºC (algunos estudios hablan incluso de temperaturas por debajo de los 25 ºC). Por supuesto, la insulina nunca debe de estar en contacto directo con la luz solar. En el caso de las bombas de insulina, la teoría indica que hay que hacer un nuevo cambio de equipo e insulina si entra en contacto frecuente con temperaturas mayores a 35 ºC (en mi caso, hacía cambios de equipo cada 48h).

Tened en cuenta que cualquier insulina que esté en contacto directamente con temperaturas menores a 2 ºC (que decir si a algún cafre se le ocurre congelarla), o mayores a 30 ºC; deben de ser desechada. No todas las insulinas van a presentar alteraciones en su estructura que podamos ver con nuestros propios ojos. Lo que si veremos claramente es una disminución en la eficacia de las mismas, así que al loro.

Por otro lado, también es bueno saber entre que valores debe de transportarse la insulina que no se ha empezado a usar (aunque tomároslo con cierta relatividad). Para transportes a corta distancia o traslados entre la cámara de temperatura controlada (2-8 ºC) y el medio de transporte, es preciso atenerse a las siguientes limitaciones: -20 ºC a 10 ºC (máximo 15 minutos); – 10 ºC a -5 ºC (máximo 30 minutos); -5 ºC a +2 ºC (máximo 2 horas), +8 a +15 ºC (máximo 96 horas); +15 a +30 ºC (máximo 48 horas); +30 a +40 ºC (máximo 6 horas) y < +40 ºC (inadmisible).

Os podeis hacer una idea de los problemas que tenía en verano con este tema (había días que se estábamos a 45 ºC). Y lo viví con las dos vertientes: el primer año con bolis convencionales y el segundo año con la bomba de insulina.

 

¿Que es el VIVICAP1?

VIVICAP1

En primer lugar, dejaros la página web española donde se está comercializando. Os la dejo pinchando aquí.

Comentaros que estas semanas he estado hablado con ellos y he conseguido para todo aquel interesado un 10% de descuento más envío gratuito. Solo tenéis que ingresar el código “donsacarino” cuando hagáis la compra.

 

VIVICAP1 es un sistema para mantener la insulina fresca en todo momento. Permite una temperatura estable en torno a los 28 ºC durante un mínimo de 12h.

A día de hoy contábamos con neveritas, estuches como la Cartera frío y demás familia. El problema de estos sistemas (en mi opinión), viene de dos aspectos:

  • No hay un registro que nos asegure que la insulina se mantiene a una temperatura adecuada.
  • La temperatura no se mantiene estable en el tiempo.

El VIVICAP1 consta de los siguientes componentes:

  • Aislamiento térmico (acero inoxidable). Este se encuentra fijado entre el capuchón exterior del plástico y el adaptador interior de plástico.
  • Relleno interno conocido como PCM (secreto de sumario). Es un material absorbente de calor. Su alternancia entre estado sólido y líquido dependiendo de la temperatura es lo que hace la magia. Como curiosidad decir que también se utiliza en aislamientos de aviones y otros sistemas de aeronáutica.
  • Adaptador interior (tenéis diferentes modelos según el tipo de insulina que utilicéis).
  • Capuchón exterior de plástico.
  • Batería principal (no recargable), interruptor, luz indicadora verde/roja y sensor de temperatura.

 

Pero vamos al lío. Y para ello nos ponemos en situación:

VIVICAP1

 

El sistema VIVICAP1 mantendrá la temperatura estable hasta en situaciones donde la temperatura ambiental sea extrema (aguanta temperaturas que superen los 38 ºC dentro del medio donde se transporte la insulina). Por tanto es un sistema con gran tolerancia a las temperaturas elevadas.

Como viste en la foto, el sensor de temperatura nos estará dando información constantemente del estado del VIVICAP1. La teoría nos dice que el sistema mantiene la temperatura constante durante un mínimo de 12h. De momento por Asturias no brilla mucho el sol, así que tendré que esperar un poco para poner en total praáctica la duración de este sistema. Si que el otro día la saque a pasear unas horas de tarde (había un calorcito rico pero nada agobiante) y sin mayor problema.

Otros aspectos a tener en cuenta

VIVICAP1

 

  • Garantía de dos años.
  • Aunque trae una garantía de dos años, el sistema está testado para que tenga una vida útil superior.
  • Batería no recargable. Vida útil garantizada por encima de los dos años.
  • La vida útil del VIVICAP1 será la misma para un uso continuado que para un uso esporádico.
  • Tamaño reducido (90 x 30 mm).
  • Tienen tres modelos dependiendo del boli de insulina que uséis: SOLOSTAR (Lantus, Insuman, Apidra), FLEXPEN (NovoRapid, Novolog, Victoza, ProtaPhane, Levemir, Novomix 50, Novomix 30/70), KWIKPEN (Humalog, Humalog mix 50/50, Humalog mix 75/25, Abasaglar) y FLEXTOUCH (Novorapid, Levenir, Tresiba).
  • He sacado otro uso interesante para la bomba de insulina. Ya sabéis que los bolis de insulina tienen que estar al menos 12-24h a temperatura ambiente para evitar burbujas cuando lo utilizamos en la bomba de insulina. He probado a dejar la insulina conectada en el VIVICAP1 un par de horas antes de cambiar el cateter de la bomba, y las dos veces que lo he hecho; no he tenido problemas de burbujas. Así que puede ser un buen sistema para atemperar la insulina cuando andamos con prisa y no podemos esperar 12-24h para cambiar la bomba (en este caso hablo de la bomba de Medtronic). Seguiré haciendo pruebas al respecto. Por cierto, si queréis aprender un poco sobre bombas de insulina; os dejo esta entrada pinchando aquí.
  • Las opiniones que ha cosechado este sistema son muy buenas. Hay un gran interés por parte de FEDE y de muchos endocrinos especializados.

 

Y por ultimo: ventajas vs inconvenientes

 

VIVICAP1

  • Tamaño y peso reducidos al máximo. Te cabe el boli con el sistema en una esquina de cualquier bolso, mochila o incluso en un bolsillo de la chaqueta.
  • Mantiene la temperatura estable en todo momento.
  • Autonomía mínima de 12h.
  • “Recarga” rápida. En 5h a temperatura ambiente (fresquita), o 1h en el frigo la tienes lista para un nuevo uso.
  • No requiere de cargas ni gastos en pilas (batería interna).
  • La función que he bautizado como “atemperamiento vago” en los bolis de insulina previo a su uso en la bomba de insulina, me ha resultado muy útil.
  • Uso para dummies. Mete el boli, oye el click y listo (del resto se encarga el aparato).
  • Sensor de temperatura que te informa en todo momento del estado del boli/sistema.
  • Que FEDE haya mostrado un gran interés en su producto ya dice mucho de ellos.

 

VIVICAP1

  • Sin duda una de las cosas que menos me gustan es el tema de la individualidad por boli. No solo boli sino marcas. Por que si tengo la suerte de utilizar Lantus y Apidra genial, pero si uso Apidra y Tresiva y quiero utilizar el sistema en ambos bolis, necesitare dos VIVICAP1. Tema por otra parte dificil de solucionar ya que cada marca de insulina hace los bolis con unas caracteristicas y dimensiones determinadas.
  • Todo depende del uso (este cae de cajón). Si vives en una zona como la mía donde no pasamos de los 30 grados y no eres mucho de playa y calorcito cuando veraneas, puede que no te salga a cuenta el VIVICAP1.
  • La autonomía mínima de 12h está bien pero siempre se puede pedir más. Con el tiempo y los modelos espero que se llegue a las 24h de autonomía (que sería lo realmente ideal).
  • Que la vida útil del sistema sea la misma independientemente del uso es un arma de doble filo. Por un lado genial para los que le vayan a sacar mucho partido por que saben que lo van a rentabilizar. Para los que busquen un uso muy esporádico tienen que valorar su vida media y si les sale a cuento.

 

Y con esto terminamos otro interesante análisis (y de paso repasamos un poco la relación insulina/temperatura). Espero que os haya sido muy útil.

Informaros de que esta entrada será ampliada en cuanto me vaya de vacaciones y pueda testarlo en persona en una zona de clima “extremo”.

Recordad que tenéis un 10% de descuento y envío gratis con el código “donsacarino”. Os dejo la página de este equipo (por cierto, un encanto de gente), pinchando aquí.

A por esos controles perfectos.

Don Sacarino

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Escribe lo que deseas buscar y pulsa intro

genteelThe Kinetix