¿Insulina para curar heridas y quemaduras?

 en Teorizando con Sacarino

Insulina tópica para todo. Imagínate un futuro en el que la pasta de culito de bebe o la crema que asociamos a un apósito para «Pedrín, el welin entrañable de las úlceras vasculares» estuviera compuesto por insulina. Parecerá una locura, pero es una realidad muy cercana y que ya se lleva años estudiando.

Navegando por el preevid, descubrí este mundo totalmente desconocido para mi. Es por ello que hoy te vengo a contar el uso más desconocido y menos dado a la práctica de la insulina. Y es que aunque a nivel estudios y evidencia hay mucha tela que cortar, luego en la práctica; en las curas de hospitales, centros de salud y ambulatorios; la cosa no es que esté en pañales, es que no existe. Así que espero que aparte de ilustrarte, permita animar a la gente de primaria y hospitalaria a experimentar con nuestro líquido más preciado.

Canción y al lío.

 

¿Cómo es el tema de la insulina tópica?

Lo primero es que si, la insulina a nivel tópico tiene sus propias propiedades, con unos efectos muy interesantes. Estudiado ya desde la friolera de 1937 (y popular en la década de los 60 y 70s antes de caer en desuso por falta de estudios), su utilidad se ha relacionado con ulceras por presión, úlceras vasculares, pie diabético, quemaduras o cicatrices atróficas. Por ello te he de decir que si, la insulina tiene sus propios mecanismos (recientemente descubiertos), y sus propios «contactos» o receptores a nivel de la piel e incluso en zonas como la superficie ocular o la cornea.

Hablando de corneas, en este caso clínico se describe una zona y problemática muy sensible (una queratitis o úlcera corneal infecciosa), donde la insulina mostró ser un increíble coadyuvante. No es el único, hay varios estudios que han encontrado una mejoría muy significativa al añadir 0,5 UI de insulina tópica a los tratamiento de úlceras corneales en pacientes con DM1 y DM2.

Todo el embolado aquí presente, se debe a la estrecha relación entre insulina y factores de crecimiento insulínico (IGF), que ayudan a estimular la migración de queratinocitos epidérmicos al lecho de la herida. Teniendo en cuenta que constituyen por si solos el 80-90% de la epidermis (capa más externa de la piel), te puedes imaginar lo interesantes que son estos factores. Obviamente cumple más funciones que esta (como efectos antiinflamatorios, anti-oxidativos y angiogénicos o el reclutamiento temprano de neutrófilos), con algunos interrogantes pendientes de resolver.

insulina tópica

Esta insulina se ha probado de múltiples formas, y centrándonos en tema úlceras vasculares y pie diabético (campo más estudiado con diferencia); la más común es asociándolo a los apósitos habituales utilizados por los pacientes. Se ha utilizado pulverizado sobre el propio apósito o en forma de solución acompañado de SSF. Los estudios realizados no incluyeron situaciones de infección. Las dosis por las que se mueven son variables (he visto 0,1 a 0,5 UI por cura en pulverizado vs 30UI + SSF en solución), y en los estudios consultados; no se reflejaron hipoglucemias asociadas a la insulina. Este punto sin duda es de los más corroborados. Parece por tanto que al menos a dosis y/o concentraciones bajas, la insulina se puede usar a nivel tópico sin problemas.

LA INSULINA TÓPICA NO PRODUCE HIPOGLUCEMIAS Clic para tuitear

 

¿La insulina tópica genera beneficios?

Y para ello vamos a tirar de varios ensayos clínicos de una revisión sistémica que encontré. En la misma, se agruparon 10 estudios donde se probó su utilidad en heridas de pacientes con y sin diabetes (también se incluyeron un buen porrón de estudios en animales). Te cuento algún estudio en concreto:

  • En un ensayo clínico aleatorio se cogieron a 39 pacientes con ulceras asociadas a pie diabético y se dividió en dos grupos: uno recibía una dosis subcutanea en el lecho de la herida mientras que el otro recibía la misma cantidad de SSF. No se demostraron alteraciones en las cifras de glucemia de estos pacientes y para el grupo insulina, la formación de tejido de granulación y nuevos vasos estuvo más presente a partir del 7 día.
  • En otro ensayo clínico (este a doble ciego), se evaluó la efectividad de la insulina (esta vez a nivel tópico, asociado a apósitos de gasa y a dosis de 30 UI de insulina regular + 30cc de SSF por cura), en un grupo de 110 pacientes con úlceras de pie diabético. A las dos semanas y comparando con el grupo control (que recibió SSF), la insulina mostró una reducción del diámetro de la herida muy llamativo (más de un cm de diferencia entre ambos).
  • En el último ensayo clínico que te voy a contar, se constatan la falta de efectos secundarios, la reducción del eritema y la disminución del tiempo de curación de las úlceras. Se asoció a un gel mucoadhesivo lisosomal (Mucoadhesive Liposomal Gel). No me preguntes lo que es por que sinceramente no lo he visto en la vida. Si eres un erudito en el tema, por favor; comparte tu sabiduría abajo en comentarios.
UNOS ESTUDIOS MUY PROMETEDORES Clic para tuitear

 

  • Tenemos una terapia prometedora. Los resultados del uso de insulina tópica (principalmente en úlceras), están demostrando resultados muy positivos. Obviamente que faltan más ensayos clínicos, pero cuando algo promete desde el principio; no suele fallar.
  • Terapia limpia y segura. Independientemente de que salga bien o mal la jugada, tenemos que pensar que no vamos a perder nada. Dado que se ha demostrado su seguridad, que en nuestra práctica no genere unos beneficios sustanciales no nos debería de preocupar por que no exponemos al paciente a ningún tipo de riesgo.
  • ¿Una terapia barata tirada por la borda? No hay que ser muy listo para saber que a día de hoy los tratamientos de insulina están cubiertos por muy poco. Es más, ¿cuántos bolis de insulina habré visto tirar a la basura tras escasos usos o por un cambio de tratamiento?

La insulina sobra en España, como decía el otro día en broma en Instagram; poco más y la cagamos. Hay tan buena disponibilidad de la misma que nos costaría más reponer apósitos que insulina. Incluso el propio paciente en primaria podría proporcionarla para las curas. Con una estabilidad de 30 días por boli, tendríamos entre 10 y 15 curas mensuales cubiertas (todo depende de cada cuanto se hagan).

  • En España su aplicación brilla por su ausencia. No es que brille, es que es una total desconocida. A día de hoy no hay un estudio español que busque acercarse a esta nueva línea de tratamiento. Hacen faltan estudios, guías, protocolos, experiencia práctica…hay un campo maravilloso para que sobretodo mis compis de atención primaria metan la cabeza. A todo aquel que quiera empaparse a fondo sobre el tema, le dejo la lectura de inicio obligada pinchando aquí.

Sin duda y a pesar de sus numerosas aplicaciones, yo me centraría de inicio en un punto concreto: pacientes con úlceras vasculares y/o relacionadas con pie diabético y una mala evolución con medios convencionales. Obviamente no nos podemos olvidar que un buen control de la diabetes es fundamental para la correcta curación de este tipo de úlceras…sin ello, ni bajando dios de su puesto se cierran.

¿ALGUIEN DE PRIMARIA SE ANIMARÁ A PROBAR? Clic para tuitear

¿Quién soy? | Don SacarinoY tras dejar la bola en el tejado a mis compis de profesión, me despido hasta dentro de dos semanas. No sabéis la ilusión que me haría ver que se inicia algún proyecto gracias a mi charleta de hoy. Si eres tu, me encantaría seguir de cerca el proceso 😀

Puede que te interese la nutrición y el tener un conocimiento más amplio sobre tu salud. Para eso está mi reciente canal de Youtube. Pásate a unirte pinchando aquí, subo vídeos todas las semanas.

Como de costumbre, te recuerdo que te puedes suscribir a mi newsletter para no perderte ni una de mis entradas (gratis y con dos regalos). Te lo dejo pinchando aquí.

A por esos controles perfectos.

Entradas relacionadas

8 comentarios
  • Susana Jiménez Benítez
    Responder

    Fantástico,yo había hecho curas con azúcar , hace años cuando trabajaba en cardiovascular,pero esta utilidad de la insulina nunca la vía.Muchas gracias por tu trabajo.

  • Imma PiC
    Responder

    Me encantan las perspectivas del uso de la insulina en curas. En este momento no estoy en disposición de usarla, pero me encantaría poder hacerlo. Tal vez en el entorno de las unidades de Heridas Complejas sería un lugar idóneo para realizar más estudios.

    • Don Sacarino
      Responder

      Sin duda Imma!! Cuando tengas tu tiempo y te animes no te olvides de contarme tu experiencia 😀

  • Máster en canto
    Responder

    Os leo en mi tiempo libre en el trabajo jajaja. No sabia que la insulina tenia mas utilidad a parte de controlar el azúcar en sangre. Estoy pensando empezar enfermería y aprender cosas asi me da motivación para conseguir mi sueño. Muchas gracias. Un saludo

    • Don Sacarino
      Responder

      Pues adelante (: te animo a ello!! Gracias por pasarte. Un saludo!!

  • Tratamiento Keratina Madrid
    Responder

    que grandes cosas publicas sacarino

Deja un comentario

Escribe lo que deseas buscar y pulsa intro